• behance
  • facebook
  • twitter
Los nuevos Héroes

Los nuevos Héroes

Hace un año tuve la primera entrevista con mi director de tesis doctoral, una persona a la que respeto y admiro profundamente, pues no solo sabe mucho de una infinidad de temas, sino que además es humilde y le gusta escuchar; tal vez eso confirma mi idea de que el que más sabe más humilde es. Aún así en medio de la reunión tuve que explicarle la noción de identidad, no es que el no tuviera ninguna idea, el problema es que tenía, aparentemente, solo una idea.

La noción de las funciones de identidad que le compartí es una que a mí personalmente me parece muy acertada: La identidad tiene dos objetivos principales, primero la identificación y segundo la diferenciación. Por la proximidad entre identidad/identificación uno suele cerrar la noción a este único uso y, probablemente, usted señor lector estará haciendo muecas pensando este está descubriendo que el agua moja. Lo hay que ver es que las dos funciones de la identidad están en constante tensión, por un lado una, la identificación -en la que prima el movimiento hacia el interior- busca encontrar elementos que generen empatía en el objeto de identificación hacía el receptor; por el otro lado, la diferenciación -en la que prima el movimiento hacia el exterior- busca reconocer características del objeto que lo alejen de sus pares. Así pues, uno puede pertenecer a una religión o un partido político porque representa sus ideales, y a la vez puede reconocer lo que diferencia su elección y lo hace preferir tal o cual partido/creencia -claro, en condiciones ideales de tolerancia-. También hay que ver que a pesar de la tensión, estas se ejecutan al mismo tiempo, identificamos y diferenciamos de un solo golpe, hecho que hace difícil de ver estas dos funciones habitualmente.

Algún tiempo antes hice parte de un grupo de investigación en la Universidad donde trabajaba, allí desarrollamos algunas ideas interesantes sobre la creación de marcas dentro del contexto del diseño de identidad visual; de ellas me encargué de escribir un artículo referente a la identidad nacional en las marcas gráficas en Colombia. El desarrollo de este documento me obligó a leer a mayor profundidad sobre la creación de símbolos empleados como emblemas patrios, y sobre la naturaleza de la identidad nacional -¡que tema ¿ah?!-.

Aquiles da muerte a Héctor

Aquiles da muerte a Héctor – Rubens. La furia de Aquiles desencadenada por la muerte de su amigo Patroclo

La representación de conceptos abstractos a través de la personificación fue un elemento pedagógico empleado desde la antigua Grecia: el método, bastante efectivo, consistía en crear una historia en donde los personajes experimentaran situaciones que acercaran al receptor al concepto vívidamente, así pues, se entendía la justicia con actos justos, la sabiduría con actos sabios, el amor con actos de amor, entre otros varios. Lo importante de esta idea es que este manejo se ha mantenido desde esas épocas, variando no su estructura, sino su valor simbólico.

Con la conformación de estados (reinos) y la idea de la pertenencia a una nación se consolidó también el uso de símbolos que permitían generar una identidad nacional. Estos elementos eran los que conservamos aún, las banderas y los escudos; pero también la transformación de los personajes griegos en los héroes nacionales. ¿qué se necesitaba para convertirse en un héroe nacional? Lo eran importantes estrategas militares, aristócratas, políticos, personajes míticos/históricos, entre otros; el ingrediente trascendental era que este pudiese encarnar un valor fundamental para el país. Los “padres de la patria” como se le conoce los que ayudan a consolidar un país[1] son los que usualmente se ganan el puesto de Héroes, idealizando su ser y limpiando todo trazo de imperfección en su historia. Lo interesante de los héroes es que se consolidan como un modelo a seguir, pues hacen alcanzable un ideal de vida propuesto por los valores culturales que se consideran importantes en cada pueblo; así pues, para los Norteamericanos Washington representa la democracia, para los colombianos Bolívar encarna la libertad y para los franceses Napoleón encarna la grandeza de su nación.

Reina Victoria

La reina Victoria, el símbolo del progreso del Imperio Británico.

La reina Victoria, el símbolo del progreso del Imperio Británico.

¿A qué va todo esto? ver que la relación entre héroe y el valor que representa están ligados, y hace evidente que con el paso del tiempo y la reconfiguración de los valores dentro de las sociedades se requieran nuevos héroes o el relanzamiento -como se dice en publicidad- de los viejos. Claro, ya otros han hablado de esto, sobretodo en el caso del cómic, en donde el paralelo entre Superman o el capitán América y los héroes griegos es innegable[2]; sin embargo, hay que ver que nuestra sociedad está configurando por otros lados nuevos tipos de héroe, personajes que cumplen la función identificadora dentro de la nación a través de la identificación con sus problemas y actitudes; y su función diferenciadora reforzando clichés o opiniones sobre las características fundamentales de una sociedad. Estos héroes no son otros que los personajes de películas -o series- biográficas, tan de moda en estos años en la cultura.

Para ilustrar mi punto, voy a tomar tres países y a enlazar la concepción de nación a películas o series recientes, intentando no forzar demasiado el concepto.

ESTADOS UNIDOS.

Cartel Milk

Milk (2008): La película biográfica de Harvey Milk, un político y defensor de los derechos homosexuales en Estados Unidos en las décadas de los 60-70. Claro, es evidente que hacia afuera mostraba el cómo los estadounidenses pasaban de una sociedad intolerante a una mucho más abierta, mientras que para el americano el mensaje de perseverancia y defensa de los ideales es mucho más fuerte, claramente los homosexuales americanos se ven reflejados en esta lucha.

12 años de exclavitud (2013 )y El mayordomo (2013):  Estas dos películasmuestran la realidad de los negros en estados unidos en el periodo del postconflicto de la guerra civil americana. Hacia adentro parece un símbolo de perseverancia, rebeldía y esperanza -mucho más claro en el caso del mayordomo y el sueño cumplido de Obama presidente-; mientras que para afuera se afianza la idea del sueño americano: en Estados Unidos se puede lograr lo que se desee mientras se trabaje por ello, sin importar de donde viene -ser negro, latino, chino, indio, rico o pobre-.

 

FRANCIA

Cartel Yves Saint LaurentNo es casualidad, a diferencia de los americanos, los personajes más referenciados dentro del género biográfico son personajes de la vida cultural; la búsqueda de posicionamiento y afianzamiento de la percepción global de Francia -y particularmente París- como un lugar con una rica historia, llena de cultura y muy sofisticada; hacen que la selección de ciertos personajes sea preferible a otra.

Yves Saint Laurent (2014): En la película biográfica del famoso diseñador de modas lanzada este año muestra de forma sutil su origen, nacido en Argelia antes de que esta se independizara de Francia, para acercarse inteligentemente a esta creciente población, los inmigrantes del norte de África que se establecen en Francia, una especie de “nuevos franceses”. La superación de las dificultades a las que el personaje se ve enfrentado a pesar de su condición -no solo Argelino sino también homosexual- son un claro guiño a esta “nueva” clase de francés, a la que se le comienza a reconocer como, simplemente, un francés.  Hacia afuera, la idea de sofisticación y de una sociedad de alto desarrollo cultural es clara -se hace referencia constante a personajes de la literatura y el arte u obras concretas-.

Coco avant Chanel (2009): La película muestra la vida de la diseñadora de modas antes de ser reconocida como tal. La película desarrolla ideas de igualdad de género en un época en donde esta no era posible, y la lucha del personaje por mostrarse a pesar de su condición desfavorable -ser mujer- en un campo inexistente. En este caso, considero que tanto para los franceses como para los extranjeros, el mensaje es el mismo: Francia es desde entonces, un lugar en donde la mujer puede ser reconocida, además de ser la cuna de la alta costura. Los conceptos clave podrían ser Igualdad y sofisticación -extrañamente, muy opuestos pero posibles en esta narración-.

COLOMBIA

Cartel de la Pola

Telenovela realizada por RCN – ¿Amar la hizo libre?

La Pola (2010-2011): Más allá de las críticas que se le hicieron a esta producción[3], la resurrección del personaje de la historia nacional, reconocido por su importante labor de espía durante la independencia, resaltó el papel de la mujer; eso sí, con la variante de telenovela que implica que una mujer fuerte necesita de su macho -bastante colombiano-. En algunas reseñas del resto de latinoamérica se ve que el personaje encarna la idea de “la mujer guerrera colombiana”, algo que parece coger mucha fuerza en la percepción del nacional hacía el exterior.

Escobar, el patrón del mal (2012): La resurrección de Escobar como éxito televisivo, no sólo en Colombia, sino en varios países alrededor del mundo, trajo consigo varias expresiones identitarias; usted señor lector, de ser colombiano, debe estar maldiciéndome al meterlo dentro de la categoría de héroe; sin embargo, tenga en cuenta que mucha gente en Medellín lo ve como tal, el Robin Hood nacional que le quito a los ricos -de la capital- y les dio a los pobres[4] -de Medellín-. Más allá de la polémica, hacía adentro le sirvió a la audiencia para recordar eventos de la vida nacional, para identificar la manera en la que este personaje modificó la percepción de nosotros mismos. Hacia afuera tuvo dos efectos, por una parte, al público general le afianzó la percepción del colombiano como un mafioso o corrupto. Por otra parte los televidentes más conscientes, muestran simpatía y solidaridad por estos hechos históricos, así como un mayor entendimiento de nuestra realidad actual.

No sé qué tan conscientes son los productores de estas obras audiovisuales del impacto que generan en la sociedad, y particularmente en el fenómeno de la identidad nacional; sin embargo, veo que sí se aprovechan conscientemente de los valores que representa cada personaje, estos valores expuestos en un medio de difusión masiva y gracias a un personaje con una historia atrayente y cautivadora tienen como resultado, inevitablemente, en la creación de nuevos héroes.

 

[1] Ya sea a través de su independencia (Bolívar-Colombia, Washington-E.E.U.U, Hidalgo-México) o por ser el unificador de territorios bajo una bandera (Napoleón-Francia, Bismark-Alemania, Garibaldi-Italia).

[2] ¿Habrá algo más ridículo en este sentido que la Mujer Maravilla?

[3] Ver la controversia publicada en la revista Arcadia 

[4] Hasta álbum no oficial se sacó a la venta, vea la noticia aquí

Leave a reply


Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.